Muerte por Negligencia

Perder a un ser querido es un proceso increíblemente difícil y doloroso.

Ese dolor aumenta cuando la muerte de tu ser querido ha sido causada por la negligencia de otra persona. De acuerdo a la ley, una muerte se considera ilícita cuando es el resultado directo o indirecto de la negligencia o el acto intencional de un tercero. Por ejemplo, un lugar de trabajo que no proporciona el equipo de protección adecuado puede recibir una demanda por homicidio culposo si uno de sus empleados muere en el trabajo debido a la falta de equipo de seguridad. Los juicios de muertes por negligencia son especialmente horribles. Tratamos cada caso con respeto y nos dedicamos a ayudar a los seres queridos sobrevivientes de la víctima a obtener justicia.

Cómo manejamos los casos de muerte por negligencia

Mientras que los casos de lesiones personales son graves, los casos de muerte por negligencia son especialmente severos dado que la víctima ha perdido la vida. Tomamos en cuenta ese daño tan grande cuando manejamos demandas de muertes por negligencia. Trabajaremos esmeradamente para conectar la muerte de tu ser querido con la culpa de la parte negligente, asegurando que tu ser querido obtenga justicia póstuma y que los familiares sobrevivientes reciban la compensación máxima. Buscaremos evidencia, recopilaremos declaraciones juradas, reuniremos registros médicos y crearemos un caso sólido.

Obtén tu Consulta Gratis Ahora

Lo que debes saber para manejar un caso de muerte por negligencia

Si bien buscar justiciar puede ser increíblemente catártico para los familiares sobrevivientes de la víctima, también puede ser increíblemente doloroso revivir el accidente y su muerte. A continuación mencionamos algunas cosas importantes que debes saber al manejar una demanda de muerte por negligencia.